DIVIÉRTETE LEYENDO "FRAY PERICO Y SU BORRICO"

17 de Abril de 2008


 

3º de Primaria La Lastrilla

Dos artículos sobre la divertida lectura de esta colección de libros tan desternillantes:

"Esto eran veinte frailes que todos hacían lo mismo. Si uno se agachaba los demás también, si uno se caía, los demás también. Bueno, los frailes vivían en un convento muy antiguo. Un día fue un fraile llamado Fray Perico, le preguntaron que sabía hacer y Fray Perico, contestó: “solo sé contar cuentos”. Y el pobre Fray Perico fue a la iglesia y vio a San Francisco, le contó un cuento y, de repente, se oyó un ruido en la ventana de la iglesia. Fray Perico salió corriendo y vio a una pobre paloma herida, la llevó al veterinario y la echaron yodo.

Al día siguiente Fray Cucufate, para probar la obediencia de Fray Perico, le mandó plantar una escoba. Fray Perico la plantó y todos los días Fray Cucufate le preguntaba: “¿Ha crecido la raíz?”. Fray Perico contestaba: “No, tal vez mañana”.

Un día, Fray Perico fue al mercadillo y se encontró con dos gitanos que tenían un borrico. Fray Perico dijo: “Me quedo con él”. Los gitanos le habían pintado con hollín y en los dientes le habían puesto cemento.

Fray Perico escondió el burro en la biblioteca, donde trabajaba fray Olegario. Por la noche, se oyó un gran ruido. Era Calcetín, ¡el borrico! ¡Ya son veintiuno! Después de llegar Fray Perico con su borrico, la vida les cambió completamente. Cada día que pasaba, era una aventura más que contar"

 Sheila, Antonio y Alba. 3º Primaria.

 

"El libro de Fray Perico es un libro divertidísimo porque Fray Perico hace cosas maravillosas: es juguetón, bueno, amable, bondadoso y ayuda a la gente. Pero un día unos gitanos le engañaron con un burro que se llama Calcetín.

Cuando Fray Perico y Calcetín fueron al colegio en primavera, el burro había aprendido más que Fray Perico; aunque bueno, el burro era más inteligente.

En el convento de los veinte frailes vivía Fray Perico y su borrico, aunque al principio los frailes no querían que el burro se quedara, pero luego le tomaron cariño y aprecio.

Pasaban cosas extrañas en el convento. Claro que debían pasar cosas extrañas con Fray Perico y su burro que hacían travesuras. Los frailes del convento eran buenos.

Los capítulos de Fray Perico eran interesantes y me ayudaban a aprender más cosas sobre la vida de Fray Perico".

 

Angie Denise. 3º Primaria.