¿Por qué vuelan las cosas?

 26 de abril de 2019   

6ºB Primaria. La Lastrilla.
CRA Los Almendros

El día 8 de abril, fuimos ir a la sala multiusos donde nos encontramos preparados a Joaquín y Alberto, padres de unas compañeras. La gran pregunta que nos hicieron fue: ”¿Por qué vuelan los aviones?” como era de esperar nadie lo sabia. Entonces empezó su explicación.

Empezaron a contarnos que hay tres cosas base que tienen que tener los aviones para poder volar. La primera, era la sustentabilidad; la segunda, era el equilibrio y la tercera, el control.

Nos contaron que la sustentabilidad era una cosa que servía para que los aviones se dirigieran hacia arriba y no hacia abajo. Los coches de carreras en vez de tener sustentabilidad; tenían una aerodinámica que los impulsaban hacía abajo, para que no salieran volando como los aviones. “La forma curva del ala separa para el aire dejando un espacio vacío arriba que intenta llenar el aire de abajo y por eso sube”.

Eso ya lo sabían desde el siglo XVIII, pero los primeros en volar un avión fueron los hermanos Wright. ¡Pasaron 100 años! Dirás ¿cómo es posible? . Pues porque no tenían en cuenta ni el equilibrio ni el control.

Nos contaron que el equilibrio era una cosa muy importante ya que si el avión tenía todo el peso en un lado se iría para ese lado y el avión volcaría. Es igual si tiene todo el peso atrás o adelante. Nos dijeron que muchos accidentes sucedían porque tenían todo el peso en el mismo sitio.

La otra cosa más importante para que los aviones pudiesen volar era el control, por que si no hay control, el avión, no se pudiese dirigir e iría donde quisiera. Hay tres controles que el piloto puede controlar.

  • El primero, es el timón, que está situado en la parte de atrás del avión que hace que se mueva para derecha y para izquierda.

  • El segundo es la cola que está situada atrás y hace que se vaya para arriba y para abajo.

  • Y el tercero es el alerón que esta en las alas y hace que se incline hacía arriba y hacía abajo.

Después de las explicaciones sacaron un parapente y le tocó subir a Álvaro.

       - "Me sentía agustito la verdad, como un auténtico aviador".

Nos ha gustado mucho está charla y nos ha servido de mucho.

Sheila y Álvaro C. 6ºB La Lastrilla.