Lo mejor de nuestra tierra.

 07 de marzo de 2019   

6ºB Primaria. La Lastrilla.
CRA Los Almendros

El jueves 14 de Febrero, después de nuestra clase de ingles, nos llevaron al comedor donde nos esperaban dos chicas, una la que explicaba los beneficios y la otra la cocinera.

Cuando llegamos nos pusimos unos delantales que había encima de unas sillas y nos sentamos en ellas. La chica  nos explicó por partes que beneficios tenían comprar productos de la zona y lo sano que es comerlo. Por ejemplo: si compras productos de la zona el dinero va para tu zona, no se va para otros lugares o países. Además es más sano comer nuestros  productos porque viene fresco y no ha tenido que venir  desde otros países precocinados.

Ahora pasemos a lo divertido, cocinar. Cuando la chica  que explicaba terminó, la cocinera nos dio una pequeña  masa a cada uno encima de un papel de hornear, y nos pusieron en bandejas el cordero lechazo, calabaza y manzana. Empezamos a hacer nuestra tartaleta. Después cuando acabamos le pusimos el nombre y lo pusieron en el horno. Cuando acabaron de hacerse las tartaletas las pusieron todas en una bolsa y las repartieron entre todos en clase. Estaban muy ricas

Clara. 6ºB La Lastrilla.

 

A las 11:00 h los alumnos de 6ºB, se fueron al comedor para que dos cocineras les dieran una clase de Cocina.

Nos estuvieron contando que cuando vas a la carnicería algunos de los lechazos tenían un sello que ponía IGP LECHAZO. Eso, lo que significaba es INDICACIÓN GEOGRÁFICA PROTEGIDA.

Los lechazos que tuvieran ese signo podrían ser de tres tipos de ovejas: La Churra, la Castellana y la Ojalada. Así se podría saber qué lechazos que tenían ese sello pertenecían a Castilla y León. Solo se podrían criar esos tres tipos de lechazos.

Cuando ya nos explicaron todo ese proceso, nos hicieron un ejemplo de lo que íbamos a cocinar. Era una masa redonda y con pequeñitos cachitos de una especie que no me acuerdo. A esa masa le teníamos que hacer unos piquitos para que lo de dentro no se saliese. Dentro teníamos que echar trozos de calabaza, manzana y más trozos de un lechazo, y por último al horno. Y eso lo tuvimos que hacer nosotros.

Al rato, ya estuvieron echas las nuestras, y fue cuando ya nos las comimos por fin. Mientras que las estábamos haciendo a mí me gustaba todo menos la calabaza. Cuando me la comí estaba todo riquísimo.

Nicolás. 6ºB La Lastrilla.