Vámonos de viaje por Madrid.

 05 de noviembre de 2018   

6ºB Primaria. La Lastrilla.
CRA Los Almendros

El día 24 de octubre nos fuimos a Madrid, a ver el Museo Arqueológico y El Escorial.

Salimos a las nueve menos cuarto. Ya antes estábamos todos listos para empezar el viaje. Fuimos al servicio y al poco  rato vino el autobús. Nos montamos. Teníamos que ir por parejas. En el autobús hicimos muchas cosas: hablamos, hicimos pulseras, jugamos al uno, al tres en raya… El viaje de ida se nos hizo muy corto.

Cuando ya llegamos a Madrid, teníamos que buscar el Museo Arqueológico. Antes de llegar, había en un paso de peatones un malabarista, haciendo cosas con los malabares.

En la puerta del museo, en un pequeño jardín, nos comimos el almuerzo; pero, entre que veníamos del “mareillo” del viaje y que era muy pronto, yo no tenía nada de hambre.

Entramos al museo, dejamos las mochilas en las taquillas, hicieron dos grupos a mí me tocó con los de mi clase y con las de Bernuy. Allí nos presentaron a nuestro guía José, que  era muy majo y muy listo.

Cada uno llevábamos un papel en el que había muchas cosas referidas al museo, y si las veíamos, teníamos que poner un “gomet”.

Primero nos explicaron algunas cosas sobre la protohistoria. Vimos algunas armas, cinturones de oro y demás cosas de íberos, celtíberos, celtas, tartesos… Había un mapa que nos informaba de dónde entraba cada uno.

Lo primero en ver del papelito fue la Dama de Baza. Era muy curioso porque estaba dentro como de una cueva. Era muy bonita. Era de colores: blanco, amarillo, azul y rojo. Pero como estaba enterrada, se la habían quitado los colores. Solo le quedaba un poco de azul y otro poco de rojo.

Lo siguiente, era la Dama de Elche. Para mí, fue la cosa más llamativa del museo. Tenía un agujero atrás para las cenizas del muerto. Nos contaron que medía entre sesenta y ochenta centímetros.

Ya era la hora de acabar la parte de la protohistoria. Como solo teníamos guía en una visita, nos despedimos de José. Se supone que teníamos otro guía. Pero ese guía era José Alberto. Ya teníamos casi todos los gomets pero nos faltaban algunos y fuimos a verlos.

Me llamó la atención Lucy. Yo pensaba que iba a ser más grande, pero era más pequeña de lo que yo pensaba. También vimos un sarcófago y unos mosaicos súper grandes que si tenías uno en tu casa, significaba que eras muy rico. Vimos unos artesonados árabes en el techo que la mirabas para arriba y te mareabas. Nos tumbamos en el suelo para verlos mejor. Molaba mucho. Por esa zona vimos “Los Jarrones de Alhambra” y muchas cosas más.

Solo nos quedaba un gomet. Teníamos que subir arriba. Lo dudamos, pero subimos. Y allí nos quedaba de ver el arco de medio punto de la Edad Media.

Bueno cuando acabamos de ver el museo, vino el autobús a por nosotros. Yo en el museo me lo pase bien. Y tardamos como unos 40 minutos en llegar a El Escorial. Cuando llegamos, vimos el edificio por fuera. Era precioso. Comimos y nos hicimos unas fotos.

En la estación de autobuses fuimos a unos servicios que había. Ya terminamos y las chicas nos perdimos. Se supone que había que bajar escaleras. Y nosotras bajamos solo unas pocas. Y tenían que ser más. Y luego allí ya vimos el autobús. Y nos fuimos para La Lastrilla.

En el autobús ya estábamos cansados así que no hubo tanto alboroto como en la ida. Cuando ya llegamos al cole, estaban todas las madres esperándonos. Yo me lo pase bien. Fue un día genial.

 Sofía e Inés.
6ºB de Primaria.
La Lastrilla.