El aguilucho cenizo en nuestro cole

 9 de marzo de 2018   

5ºA Primaria. La Lastrilla.
CRA Los Almendros

El viernes 26 de marzo, un miembro de la asociación SEO (Sociedad ornitológica española),  Miguel Ángel, vino a nuestro colegio para explicarnos muchas cosas sobre el aguilucho cenizo.

Nos dijo que es que el aguilucho cenizo es un ave, no un pájaro, que son cosas diferentes. Se trata de un ave rapaz (caza a sus presas), de un tamaña medio, entre 40 y 50 centímetros.

El macho tiene la parte superior (nuca, espalda y dorso del ala) de color gris. Es muy llamativo el color de los ojos, amarillo, que le diferencia de otras aves. Miguel nos dijo que suele volar no lejos del suelo y que es característico su vuelo en forma de uve (V).

La hembra tiene tonos color marrón rojizo tanto en la cabeza como en cuerpo. Nos comentó que tienen un detalle muy curioso y es que el obispillo (parte del lomo anterior a  la cola) es de color blanco.

Nos habló de otras dos aves que tienen un cierto parecido, el aguilucho lagunero y el aguilucho pálido.

El aguilucho pálido es migratorio. Nosotros creíamos que volaba hacia el Sur en invierno como otras aves (golondrina, cigüeñas…) pero no es así. Pasa el invierno en la península y en verano viaja a países del norte de Europa.

Nos contó que el aguilucho cenizo está en riesgo de extinción.

Vive en los campos de trigo y cebada y sus nidos están en el suelo, no como otras aves que hacen el nido en árboles. En ocasiones, sus pollitos están en el nido cuando llega el momento de cosechar. Para que la cosechadora no los destroce, los voluntarios de la SEO localizan los nidos, informan a los propietarios de las tierras y, o bien retrasan la cosecha, o vallan las zonas donde están los nidos para que los aguiluchos recién nacidos les dé tiempo a aprender a volar.

Los nidos se localizan de la siguiente manera. Primero se les ve volando por encima del terreno donde pueden tener sus nidos. Tienen que ser dos personas, una va buscarlos y la otra mira con unos prismáticos donde se posa la hembra con frecuencia. Con un walkie talkie  le va indicando hasta que lo encuentra y después marca las coordenadas con un GPS. El macho no pisa el nido. Alimenta a la hembra en el aire y esta lleva la comida a los polluelo.

Siendo crías se distinguen si los machos de las hembras por el color de sus ojos.

Comen de lo que más abundancia haya: grandes insectos, pequeños anfibios, reptiles, ratoncillos y aves de pequeño tamaño. De esta forma son muy útiles para controlar plagas de topillos, o de cualquier otro animal perjudicial para las cosechas.

La charla ha sido muy interesante y hemos aprendido muchas cosas curiosas.

Elisa y Adrián.
5ºA
Educación Primaria. La Lastrilla