Divertida mañana en la granja

28 de mayo 2015   

Infantil 3 años. La Lastrilla
CRA los Almendros

Los alumnos de las clases de 3 años de La Lastrilla y los de 3 y 4 años de Bernuy de Porreros hemos trabajado el proyecto de “La Vaca”, y para conocer mejor cómo son y dónde viven pasamos una divertida mañana en una granja, gracias a nuestro amigo Julián. A las 9 de la mañana salimos desde el colegio para dirigirnos hasta la finca “El Jurri” donde nos esperaba Julián con mucha alegría por la visita que le hacíamos.

Al bajar del autobús nos dividimos en grupos para poder conocer mejor a los amigos tan especiales que allí nos esperaban: los caballos, las gallinas, conejos (aunque estaban un poco asustados y no querían salir a vernos), las vacas…. Poco a poco nos fueron enseñando cada uno de los animales.

Los primeros fueron los pavos, pero no los de las plumas preciosas, sino los de navidad. Después vimos a Niebla y Furioso, los perros guardianes de la granja. Un poco más adelante nos encontramos con unos bonitos ponys para montar, tenían sus sillas y estribos. Uno era un poco travieso porque se soltó y se dio un paseo por la finca, pero enseguida el dueño lo llevó a su lugar.

Las protagonistas principales de la excursión nos estaban esperando un poco más abajo: LAS VACAS. Estaban en una nave algunas vacas con sus terneros a los que pudimos ofrecer un puñado de paja. Eran bien grandes y no estaban solas, porque a su lado estaba la oveja con su cordero, al que le daba muchos mimos.

A la salida de la nave de las vacas nos encontramos con un animal que nos llamó mucho la atención a todos: el burro. Julián se acercó a él, lo acarició y le ofreció su pienso con un cubo así nosotros también pudimos acariciarlo e incluso darle algo de pienso.

Pero no todo fue aprender cosas sobre la granja, también pudimos descansar un rato y jugar en un pequeño parque con juegos que hay para cuando van niños a visitarle.

Tras un pequeño descanso continuamos la visita conociendo a unos cuantos animales con plumas: ocas, palomas y pavos, estos si eran reales. Ahhhh, se nos olvidan las gallinas que fueron muy generosas ya que nos dejaron recoger los huevos que habían puesto.

Para acabar la visita Julián tenía preparadas un montón de barras de pan para ir a dar de comer a los caballos. Cada uno cogimos un trozo y nos acercamos a dárselo.

Como recuerdo de la visita nos regalaron un huevo de los que habían puesto las gallinas y para que no s nos rompiese lo llevamos a casa en un vaso de plástico.

Agradecemos muchísimo a Julián y Ana Mari su disposición y entusiasmo que ha hecho que pasemos un día tan estupendo en compañía de nuestros amigos los animales.

Infantil 3 años. La Lastrilla