Semana Olímpica

5 de Marzo de 2012


4ºA Primaria La Lastrilla
Bernuy

JUEGOS OLÍMPICOS

 Todo empezó el día 22 de febrero.  Estábamos preparando todo para los juegos olímpicos. El viernes,  los niños de 4ºB,  trajeron la antorcha olímpica. Nosotros la pusimos en las perchas. El miércoles 22 de febrero, sorteamos para ver quién llevaba la antorcha.  Le tocó a Santi,  que por cierto le saltó una chispa. ¡Ah, por cierto!, la antorcha la llevamos a 5º y ellos a 6º. El resto del día, estuvimos trabajando, pintando la bandera...¡Ah, casi se me olvida! Cada uno representa una bandera. A nosotros nos tocó Australia. El jueves vimos una película: “Astérix y Obélix en los juegos olímpicos”. El viernes empezó todo,  había muchos juegos como: el hockey, hípica, tiro con arco… A mí me tocó tiro con arco.  En mi grupo estaba: Santi,  Cristina,  Vica,  Paula, Andrea y algunos de 6º. A mí, tiro con arco se me daba  un poco mal.  También hice unos cuantos juegos.  A la hora del recreo hubo  un chocolate con bizcochos  riquísimo.  Lugo María,  la profesora de 1º,  puso música  y estuvimos bailando un rato.  ¡Ah! El miércoles vinieron unos chicos del club de jockey de Segovia. Estuvimos en el patio y nos enseñaron a jugar un poco. El jueves vino David, un profesional en tiro con arco. Nos lo explicó todo sobre el arco. ¡Volvería a hacerlo todo otra vez!

 Alicia Martín

PELÍCULA DE ASTÉRIX Y OBÉLIX

Durante la semana cultural vimos una película: "Astérix en los juegos olímpicos" Se trataba de que un señor, Lunátix, le envió una carta a Irina, la princesa de Grecia. Él empezó a ir a verla. Cuando la carta llegó a la princesa , ella se enamoró de las palabras que había escrito Lunátix .Él llegó a Roma y se vistió como los ayudantes de Julio César. Irina se quería casar con Lunátix pero no le dejaban porque se tenía que casar con Bruto , uno malo. Ella tuvo una idea: que el que gane las olimpiadas, se casará con ella. Lunátix fue a su pueblo de los galos y se lo dijo a Astérix y Obelix. Fueron a Roma. Bruto sabía que para que sean fuertes Astérix y Obéilix se tomaban una poción y él quería tomársela  para ganar. Él consiguió hacerla y por eso ganó el primer día de las olimpiadas. La princesa dijo que hicieran una carrera con cuádrigas. Bruto, el malo, les dio a los caballos un poco de la poción mágica y ganó la carrera. Astérix,  que era listo,  dijo  que de la poción mágica se te ponía la lengua azul y él, cuando enseñó la lengua, le pillaron. Los galos y Lunátix  como  eran segundos,  acabaron primeros y Bruto se fue a matar a su padre, Julio César. Dijo:

 -          ¡Cogerle!,¡cogerle!, ¡que esperáis!

 Julio César se acercó a él y le dio una torta y Obélix dijo que esa no era ni media torta y le mandó al espacio. Los galos se lo pasaron fenomenal.

Aleks Petrov

 TIRO CON ARCO

 Un día vino un arquero al colegio. Nos dijo que se llamaba David. Nos empezó a hablar de los arcos. Nos dijo que se podía lanzar desde una distancia de 19m. a 90m. Nos  enseñó los dos arcos que tenía. Uno,  el de su hija, y otro el suyo.  El de su hija era muy grande. Pero el de David era más pequeño pero más potente.

 Luego nos dijo que las flechas en su arco salen de 300 a 380 Km/h. y el de su hija de 240 a 290.  Nos dejó hacer preguntas.  Después de unas pocas preguntas,  nos puso un vídeo de que se podía clavar una flecha dentro de la otra. Primero el vídeo se quedaba pillado y luego funcionó. Salieron unas letras en “wordart” y puso: primer intento, fallado; segundo intento, fallado; tercer intento, lo ha rozado; cuarto intento, le ha dado.  Después nos dejó hacer más preguntas y todos lo pasamos muy bien.

Mario García

 JUEGOS OLÍMPICOS DEL COLEGIO

 Hemos celebrado la semana cultural dedicada a los juegos olímpicos.  Se realizaron diferentes juegos. A mí me tocó salto de longitud, y a otros niños les tocó,  por ejemplo,  jabalina, esgrima,  jockey,  atletismo,  hípica, tiro con arco… Yo me divertí mucho, creo que mis compañeros también. Después José Alberto  nos llamó para tomar un… ¡rico chocolate! Por cierto, a mí el chocolate no me gusta mucho,  pero no importa, porque por suerte me llevé de casa un rico bocadillo.  En fin, escuchamos música,  jugamos mucho,  nos reímos,  corrimos… bueno,  que ese día nos lo pasamos pipa.

 María Anaya Ramos