PERIODISTAS DE 4ºA

9 de Octubre de 2011


4ºA Primaria
La Lastrilla

TEATRO DEL BIBLIOBÚS

Estábamos en clase después del recreo, contentos porque nos tocaba “educa”. Pero de repente nos dice Cristina: -No va a haber educa, nos vamos a un teatro. – De repente se oyeron nuestras quejas:-¡Jobar, jopé, jolines…!-Cuando estábamos ya en el  teatro, unos señores nos dieron unos papeles. Entonces vino una señora que tenía una marioneta de pulpo en la mano, nos empezó a hablar en japonés ¿????? Y también ¡¡¡¡¡¡¡. No sabíamos lo que decía, pero al final lo entendimos. Empezó a contarnos una historia sobre una aldea de Asia:

Se llama el “Gato Sol”

En una aldea de Asia había un sabio, que si no me falla la memoria se llama “Oshi”. Había un chico que quería muchísimo a los animales y se construyó una casa cerca del bosque  para estar cerca de ellos. Un día oyó un llanto que venía  del bosque, se encontró un pequeño gatito al que llamó “Gato”. Cuando Gato se hizo grande, el chico le quiso cambiar de nombre y le pregunto al sabio Oshi que le parecía el nombre de “Sol”. El problema es que al Sol le tapan las nubes, ¡ah!...entonces le llamaré “Nube”.

Pero el viento despeja a las nubes…¡ah!...,entonces le llamaré viento, pero hay una cosa que no deja pasar al viento…,¿el qué?..., pues los muros. Entonces le llamaré “Muro”. Pero los ratones traspasan los muros…¡ah!...entonces le llamaré “Ratón”. Pero los gatos atrapan a los ratones…, ¡ah, es verdad!...Entonces le llamaré definitivamente “Gato”.

Y así acaba la historia

Pero nos volvió a contar otro cuento. Y éste empieza así:

En una aldea de Asia había una piedra gigante de molino y el jefe había dicho que quien la levante se casaría con su hija. Pero nadie la podía levantar. Un día vino un hombre fuerte y musculoso, que cuando fue a levantarla, la levantó como una hoja. Pero el jefe dudó  porque esa fuerza era sobrehumana. Y entonces el hombre la cogió  en sus brazos y se la llevó a su casa. Ya en su casa los demás hombres, que por cierto eran ogros, empezaron a comer, bailar, cantar, gritar… Y un ogro dijo: -“Chica, empieza a cantar”-“Duérmete ogro, duérmete ya…”  Y todos los ogros se durmieron. Y regresó a casa y dijo: “pinchar una cabeza de sardina en una rama de abeto, y preparar muchas semillas de soja.” Cuando los ogros se despertaron, bajaron a la aldea. Y los campesinos empezaron a tirar la cabeza y la rama de abeto.  Primero la cabeza de sardina olía tan mal que se les atascaron las narices, y la rama de abeto les pinchaba en los ojos y no podían ver, y luego echaron las semillas de soja y les picaban mucho y se fueron.

Y esta historia se ha acabado.

Luego nos enseñó a hacer un gato de papel.

Y nos contó la historia de que explotó una central nuclear y una chica respiró el aire y se cayó desmayada y su mejor amiga le dijo que hiciera 1.000 grullas de papel, así se le concedería cualquier deseo. Hizo 600, pero se murió y sus amigos hicieron las 400 que le faltaban. Y también pidieron a la Junta que le hicieran una estatua en su honor. Y siempre el 23 de un mes, todos los niños pliegan grullas en su honor.

Mario  García López, 4º A

Vino una tía rara. Nos dio la mitad de un folio. Luego nos mandó que nos cambiáramos de sitio porque los de atrás eran más bajos y no veían. Nos contó dos cuentos: uno de un gato que fue muy divertido. El otro cuento era de ogros. Luego nos contó la historia de una niña que se murió porque su país estaba en guerra y lanzaron una bomba atómica y ella respiró ere gas y se murió con la esperanza de curarse siempre haciendo grullas.

Patricia Alves Pereira, 4º A

AGRICULTURA ECOLÓGICA

El otro día vinieron unos señores que nos contaron cosas de las plantas y la tierra y el agua. Tuvimos que traer un envase de yogourt porque nos dieron un poco de arena y semillas para una planta. La mía está creciendo mucho cada día. También nos pusieron algo muy interesante en una televisión. Por último nos dieron un calendario. Había un folio muy grande. Cada uno hizo su mano o puso su nombre. Para terminar nos fuimos a casa. Todos nos lo pasamos muy bien.

Daniela Castellar Castellar, 4ºA