Un mundo sin vista

29 de abril de 2010


4º de Primaria.
La Lastrilla.

LAS PERSONAS CIEGAS PUEDEN HACER TODO LO QUE HACEMOS NOSOTROS

 El día 24 de marzo, en el CRA Los Almendros, en La Lastrilla, recibimos la visita de dos personas pertenecientes a la ONCE, Pilar y Rosa.

 Pilar es maestra y va por diferentes colegios de la provincia en los que hay niños ciegos o con grandes problemas en la vista, para ayudar a los profesores y preparar material adecuado a estos alumnos.

Nos contó que las personas ciegas tienen otra forma de hacer las cosas pero pueden hacer casi todo lo que hacemos nosotros (conducir no). A mi, me parecía muy raro lo que decía pero al final descubrí que era verdad. Dijo que tienen más desarrollados los otros cuatro sentidos, sobre todo el oído y que a veces pueden  “oir nuestro pensamiento”.

 Después nos contó que materiales especiales para ciegos utiliza y algunos nos los enseñó. Por ejemplo la máquina de escribir en braille que utilizan los niños en el colegio, los rotuladores con olores para saber de qué color pintan, los libros con los dibujos en relieve para que puedan “ver con las manos”. Me llamó mucho la atención una máquina que la pones encima de las cosas, por ejemplo la ropa, y te dice de que color es. También un reloj que habla y otras muchas cosas que ahora no recuerdo.

 Para comprobar lo difícil que es hacer las cosas siendo ciego, Pilar tapó los ojos a un niño y le pidió que la  llevara al cuarto de baño del cole. A él le costó muchísimo y tuvo que dar muchas vueltas pero lo consiguió.

Rosa, es una persona que se ha quedado ciega hace poco tiempo, antes era también profesora. Empezó hablándonos de que las personas ciegas para desplazarse sin peligro, necesitan a otra persona, un bastón o un perro guía. Ella al principio llevaba bastón, tuvo que aprender a usarlo que no es fácil (la enseñaron en la ONCE), pero no se sentía a gusto y entonces decidió buscar un perro guía. En España era muy difícil porque hay pocos y se tuvo que ir a EEUU. Allí estuvo un mes conviviendo con Lucy, su perrita y cuando vieron que las dos se entendían se la trajo para España y las dos están muy contentas, porque no es igual un bastón que un ser vivo en el que puedes tener confianza.

Nos explicó que un perro guía no es una mascota, si no una herramienta de trabajo, por eso puede entrar en todos los sitios en los que entre Rosa: tiendas, restaurantes, bibliotecas…etc. Para que Lucy sepa que está trabajando, lleva un arnés, y entonces va muy atenta y si Rosa entra en algún sitio ella se sienta a sus pies y “no da un ruido”.

Sin embargo, cuando la quita el arnés y sabe que ya no está trabajando, entonces es igual de juguetona que cualquier otro perro.

 Rosa lleva gafas y no parece ciega, pero ella dice que en realidad sólo ve un poquito de luz y que nos veía como puntitos. No puede ver la tele. Si yo no pudiera ver la tele me aburriría muchísimo.

 Pasamos una horas muy agradables y todos los niños y niñas de tercero y cuarto quedamos contentos y asombrados de ver todo lo que pueden llegar a hacer las personas ciegas y nos parece muy importante que la ONCE siga investigando y ayudando a todos los niños ciegos.